Cosas buenas y malas de vivir en Marsella
Vivir

25 Ventajas y Desventajas de Vivir en Marsella

Con su clima cálido, sus hermosas costas y un ritmo de vida relajado, muchas personas aman vivir en Marsella.

Una ciudad puerto del sur de Francia que cuenta con 861.635 habitantes y que es la favorita de turistas y residentes por igual.

Fundada en el año 600 antes de cristo como una colonia griega, esta ciudad con 1.400 años es la más antigua de toda Francia.

De la cual te vamos a contar todos los aspectos positivos que tiene, así como los negativos, como para que conozcas como es la vida en Marsella.

VentajasDesventajas
1. Hermosas costas1. Estilo de vida relajado
2. Rica historia2. Necesitamos aprender francés
3. Diversidad cultural3. Muchos turistas
4. Comida4. Polución
5. Escena artística5. Alta tasa de crímenes
6. Clima perfecto6. Pocas oportunidades laborales
7. Fácil para viajar7. Gatos callejeros
8. Comunidad muy agradable8. Vientos estacionales
9. Costo de vida bajo9. Falta de espacios verdes
10. Buena vida nocturna10. Muchos cruceros
11. Buen transporte público11. Contaminación acústica
12. Buen sistema de salud12. Mucho tráfico
13. Actividades al aire libre

Pros de vivir en Marsella

Y lo primero es decirte cuáles son las razones para mudarse a Marsella. Ya que hay muchas cosas buenas de la vida de esta ciudad francesa.

1. Hermosas costas

Rodeada por el Mar Mediterráneo, Marsella es una ciudad que ofrece unas impresionantes vistas costeras.

Una línea costera que está conformada por playas de arena y acantilados rocosos que transforma a Marsella en un lugar perfecto para los amantes de la naturaleza.

Ya sea que queramos dar un chapuzón en el agua y escalar, encontraremos en la ciudad una variedad de escenarios naturales para hacerlo.

2. Rica historia

Desde la icónica basílica de Notre-Dame de la Garde hasta el distrito Le Panier, cada rincón cuenta la historia de la ciudad de Marsella.

Basilica de Notre Dame en Marsella

Marsella también ha tenido un rol muy importante en la revolución francesa. Donde en 1792 cientos de marselleses, que es como se llama a los habitantes de Marsella, marcharon a París para apoyar la revolución.

Luego encontramos el Viejo Puerto, que es parte del corazón de la ciudad desde que fue fundada.

3. Diversidad cultural

Una de las ventajas de Marsella es tener una gran diversidad cultural, donde varias culturas coexisten y se mezclan.

Aquí encontramos influencias de África, el Medio Este y Europa. Lo cual se ve reflejado en la cocina, arquitectura y festivales.

Esto también se puede observar en la gran cantidad de extranjeros que viven, lo cual hace más fácil la adaptación a la vida en la ciudad.

4. Comida

La comida es parte de esta diversidad cultural. La cual encontramos en los mercados locales llenos de productos frescos, así como las panaderías que hornean croissants.

Bouillabaisse de Marsella

Entre los platos más destacados de Marsella encontramos el bouillabaisse, un estofado de pescado tradicional.

Luego están los navettes, que es un bizcocho con forma alargada que se encuentra saborizado con flor de naranja.

Y por último podemos recomendar los panisse. Un pastel de garbanzos fritos con un ligero sabor a nuez, que es muy típico del sur de Francia y que se sirve como aperitivo.

5. Escena artística

Marsella ha sido un lugar atractivo para los artistas durante siglos. Aunque entre los siglos XVIII y XX se ha visto el mayor apogeo, con pintores conocidos como Pierre-Auguste Renoir y Paul Cézanne.

Actualmente, se puede encontrar una escena artística que mezcla la tradición con las nuevas formas de arte.

De esta forma podemos explorar galerías de arte y museos que se encuentran por toda la ciudad.

6. Clima perfecto

El clima en Marsella es una de las mejores ventajas que tiene la vida aquí. Ya que se trata de un clima mediterráneo con 300 días de sol al año.

Las temperaturas también son agradables, con mínimas de 19 °C y máximas de 29 °C en verano y mínimas de 5 °C y máximas de 12 °C en invierno.

MesMínima (°C)Máxima (°C)
Enero512
Febrero613
Marzo816
Abril918
Mayo1323
Junio1726
Julio1829
Agosto1929
Septiembre1626
Octubre1321
Noviembre916
Diciembre613

7. Fácil para viajar

Como se encuentra en la zona del sur de Francia, Marsella es un buen sitio para viajar por el Mediterráneo.

Cuenta con un gran aeropuerto internacional, una estación de tren rápido y una gran red de autopistas para viajar por Francia y Europa.

También cuenta con varios servicios de ferris para visitar Córcega y otros lugares pintorescos de la zona.

8. Comunidad muy agradable

Los marselleses son conocidos por ser muy sociables y abiertos. Están dispuestos a compartir su amor por la ciudad, la cultura, la tradición y la comida del sitio.

Aunque no son solo los locales, también los extranjeros que viven aquí se contagian de eso y te hacen sentir bienvenido en todo momento.

9. Costo de vida bajo

Siendo la segunda ciudad más grande de Francia, es sorprendente que el costo de vida no sea tan alto. No es de los más baratos de Europa, pero sí está por debajo del promedio de Francia.

Desde las compras de víveres hasta la renta y las actividades fuera de casa, Marsella es más barato que París.

Algo que se agradece cuando recién te mudas y no quieres pagar un alto costo por esta nueva experiencia.

10. Buena vida nocturna

La vida nocturna de Marsella abarca varios espectros, lo que lo hace interesante para todos los gustos posibles.

Podemos encontrar un lugar para tomar algo y escuchar música en vivo, así como ir a clubes a bailar y quedarnos hasta altas horas de la noche.

Cada distracto de la ciudad ofrece algo único. Desde bares, cafés y restaurantes, hasta otras ofertas más familiares dependiendo de nuestra situación actual.

11. Buen transporte público

Mientras que el sistema de transporte público no es el más extenso, si es barata, eficiente y limpio, aspectos que destacamos.

La red de autobuses cubre la mayoría de la ciudad y es bastante confiable. Donde podemos pagar con dinero en efectivo o con una tarjeta recargable.

Autobus en Marsella

Luego también tenemos el tranvía y el metro. Redes que no son tan extensas como el autobús, pero son igual de confiables.

En caos de que necesitemos viajar fuera de la ciudad, encontramos la red de tren de alta velocidad (trenes TGV) que funcionan por todo Francia.

Por eso se puede vivir en Marsella sin coche. No es ideal, pero es algo posible.

12. Buen sistema de salud

El sistema de salud de Marsella, y de Francia en general, es muy bueno. Donde se prioriza la accesibilidad y la cobertura para todo el mundo.

Los hospitales y clínicas de Marsella están bien equipadas y cuentan con personal altamente capacitado. Las farmacias también son muy buenas, con medicamentos a buen precio.

Los residentes del país tienen un seguro médico que cubre el 70% de los gastos. Por lo que una consulta con el médico cuesta alrededor de €7,50.

13. Actividades al aire libre

Marsella tiene muchas cosas para ofrecer a los que les gusta hacer actividades al aire libre. Perfecto para los más aventureros.

Si te gustan los deportes acuáticos, como la navegación o el paddleboard, en una ciudad costera lo podrás hacer.

También hay muchas excursiones en tierras, como el senderismo y la escalada en el Parque Nacional Calanques. Auqnue hay otras opciones de Parques que visitar aprovechando el buen clima de la zona.

Contras de vivir en Marsella

Pero ahora debemos hablar de todas las desventajas que tiene Marsella, así conoces todo el panorama de esta ciudad.

1. Estilo de vida relajado

Como siempre, esta es un aspecto positivo y negativo de una ciudad dependiendo de nuestras preferencias.

Marsella es menos estresantes que otras grandes ciudades de Francia, lo cual es una ventaja. Pero también una desventaja si te gusta vivir un poco más rápido.

Esto se puede ver en los restaurantes, tiendas y oficinas burocráticas, donde todo toma más tiempo.

Algo que los extranjeros viven de primera mano cuando intenta renovar su visa y se dan cuenta de lo lento que es el proceso.

2. Necesitamos aprender francés

Como en Marsella se habla el idioma francés, vamos a necesitar aprenderlo antes o después de que nos mudemos.

En las partes turísticas puede que encuentres gente hablando en Inglés, incluso alguien que sepa español, pero fuera de esos lugares la mayoría habla francés.

Esto afecta las cosas más básicas del día a día, ya que necesitaremos comunicarnos y va a ser difícil si no sabemos al menos lo más básico del idioma.

3. Muchos turistas

Desde junio a agosto la ciudad de Marsella se llena de turistas y se vuelve esto una desventaja. Personas de todo el mundo vienen a aprovechar las bondades de este lugar.

Esto deriva en que las calles estén repletas de personas, y que debamos esperar mucho para entrar a los sitios.

También el transporte público no da abasto, y es muy difícil encontrar un sitio para estacionar si es que tenemos coche.

Los precios también suben en esta época del año. Al menos hay descuentos para los locales.

4. Polución

Marsella tiene problemas con los niveles de polución del aire. No es tan malo como se ve en París, pero el tráfico y las industrias han contribuido a que sea un problema para la ciudad.

También hay un incremento en la basura que hay en el mar, como las redes de los pescadores y botellas de plástico.

5. Alta tasa de crímenes

Una gran desventaja de Marsella es que la tasa de crímenes es alta, transformándose así en una de las ciudades más peligrosas de Francia.

Particularmente los crimenes violentos son muy altos. Mientras que en el centro de la ciudad podemos esperar los tipicos hurtos.

Hay un incremento en la cantidad de policias que hay en las areas turisticas, pero fuera de ellas todavía sigue siendo algo preocupante.

Aunque para decir verdad, esto no es nada difernete a lo que se vive en otras ciudades grandes como París. Pero es para tener en cuenta si te gusta vivir en un sitio donde debes preocuparte menos por esto.

6. Pocas oportunidades laborales

El mercado de laboral de Marsella es algo limitado, al menos si comparamos con lo que ofrece otras ciudades como París.

La tasa de desempelo también esta por encima de la media del país, con 10% de las persoans desempleadas y 12% economicamente inactivos.

La mayoría de las oportunidades son en el sector del turismo, pero tienes que tener en cuenta que es una industria estacional.

7. Gatos callejeros

Esta es una desventaja no tan importante, pero digna de mencionar. Y es que al vivir en Marsella vas a ver muchos gatos callejeros.

Gatos callejeros en Marsella

Estos felinos pasean libres por la ciudad, buscando refugio y comida. El problema es que se meten en los apartamentos y revuelven la basura.

8. Vientos estacionales

El Mistral, un viento del noroeste que sopla en las costas del Mediterráneo hacia el mar, es notorio en Marsella.

Se origina en el norte y puede alcanzar velocidades de 90 km/h, creando un efecto de remolino en la ciudad.

El resultado es que un día soleado se puede transformar en uno muy frío en poco tiempo. Siendo peor en los meses de invierno y primavera.

Al menos sirve para limpiar la polución del aire, trayendo aire fresco de otras regiones de Europa.

9. Falta de espacios verdes

A pesar de tener una costa muy preciosa, a Marsella le hacen falta más jardines y parques para tener una opción más variada de espacios verdes.

Parque en Marsella

Los parques más cercanos con el Parc Borély y el Parc Longchamp. Los cuales suelen estar llenos y no puedes encontrar un lugar tranquilo para relajarte.

Además, si queremos encontrar algo más interesante, como un sitio con senderos o playas poco concurridas, debemos viajar 45 minutos hasta el Parque Nacional Calanques.

10. Muchos cruceros

El número de cruceros que recibe Marsella cada año es impresionante. Es parte de ser una ciudad atractiva para el turismo.

Crucero en Marsella

Cada uno además llega con miles de turistas, que es bueno para la economía, pero malo para la paz de las personas que viven aquí.

Además, los cruceros cuando llegan traen consigo una buena cantidad de personas que cambian todo en un abrir y cerrar de ojos. Un día estaba todo tranquilo y al otro está lleno de turistas.

11. Contaminación acústica

La contaminación acústica es otro problema de la vida de Marsella. La vida nocturna, los mercados bulliciosos y el tráfico contribuyen a esta desventaja.

Hay músicos callejeros, las bocinas de los barcos y coches, por lo que nunca se siente tranquila la ciudad.

12. Mucho tráfico

El tráfico no se puede evitar en una ciudad como Marsella, especialmente cuando es la hora pico. Que junto a las calles angostas hacen que se vuelva un caos.

Por otro lado, el transporte público ya vimos que es bueno, pero no tanto como para solucionar este problema.

¿Cómo es vivir en Marsella, Francia?

Marsella ofrece una mezcla entre lo histórico, cultura y hermosos paisajes naturales que no se encuentran en cualquier parte del mundo.

La comida, las vistas y los mercados son algo que destacamos de la vida de la ciudad.

Pero también llega con algunos desafíos, como la seguridad, el turismo y la contaminación. Cosas que se pueden mejorar para que no nos afecten tanto, pero deberás decidir tú que tan importante son para tu vida.

¿Qué caracteriza a Marsella?

Lo que hace conocido a Marsella son sus playas, rica histona y una vibrante cultura que mezcla las costumbres de personas de todo el mundo.

¿Cuáles son las mejores zonas para vivir en Marsella?

Ver donde vivir en Marsella es nuestro próximo paso, ya que sabemos que algunos de ustedes les preocupa la seguridad y a otros vivir en un sitio que tenga lo que necesitas.

Por eso hemos creado esta lista con los mejores barrios para mudarse en Marsella.

1. Le Panier 

Empecemos por el barrio más antiguo. Calles estrechas, edificios altos, fachadas provenzales: te sumergirás en la esencia misma del Mediterráneo.

Le Panier en Marsella

Le Panier gira en torno a tres arterias icónicas: Place des Moulins, Place de Lenche y Place de Lorette.

Le Panier es un lugar auténtico y encantador. Enclavado en la ladera de una colina, no debes tener miedo de subir sus grandes escaleras para contemplar la belleza del barrio y la impresionante vista del mar Mediterráneo.

Le Panier es también un auténtico museo al aire libre donde se vive bien. Si amas la calidez del sur y la convivencia, este barrio es para ti.

Aquí se codean numerosos bares, restaurantes y pequeñas tiendas típicas de diseño. Si eres fanático del arte callejero, los callejones están llenos de ello. Puedes admirar obras de arte en cada esquina.

2. Cinq-Avenues

Otro pueblo en el corazón de Marsella, Cinq-Avenues brilla por su verdor. El distrito más céntrico de Marsella, se considera el principal pulmón verde del centro de la ciudad.

De hecho, alberga una joya arquitectónica que es el Palacio Longchamp y su parque arbolado de más de 8 hectáreas. Es un lugar querido por sus habitantes y la gente de paseo.

Este barrio, con su estilo arquitectónico franco y sus fachadas de estilo Haussmann, disfruta de una calidad de vida excepcional.

Los residentes aman su tranquilidad y dinamismo. Dos características contrapuestas que el distrito Cinq-Avenues combina a la perfección.

Se ha hecho todo lo posible para que puedas obtener todo lo que necesitas. No hace falta correr a todas partes: aquí podrás hacer compras, comprar ropa y otros objetos de decoración en las distintas tiendas del barrio o incluso tomar una copa, cenar y asistir a una sesión de cine.

3. Le Roucas-Blanc

Situado en el distrito 7 de Marsella, el distrito de Roucas-Blanc es el distrito donde debes instalarte si amas la tranquilidad y la playa.

Este auténtico barrio obrero está situado en la cornisa de Marsella. Su aspecto de pequeño pueblo provenzal, con sus típicas callejuelas, no te dejará indiferente.

Roucas-Blanc es uno de los distritos más exclusivos de Marsella, como lo demuestran las villas y hermosas casas que se extienden hasta donde alcanza la vista a lo largo del mar.

También es uno de los lugares para caminar más bellos. En scooter, en bicicleta o a pie.

A tiro de piedra del centro de la ciudad, podrá disfrutar libre y fácilmente de la animada vida del Puerto Viejo, la Rue de la République y sus alrededores mientras vive en este barrio más tranquilo.

4. La Plaine

La Plaine es cada vez más popular entre los jóvenes. Si deseas vivir en un barrio más moderno que Cinq-Avenues y al mismo tiempo estar cerca del centro de la ciudad, has elegido el barrio correcto.

Descubrirá muchas tiendas y bares agradables, así como un nuevo e increíble centro cultural: La Friche La Belle de Mai.

Este espacio de 45.000 m² es una oda a la cultura. Si no sabes qué hacer durante las veladas, durante todo el año se organizan allí representaciones teatrales, conciertos y muchos otros eventos.

5. Joliette

El distrito de Joliette está situado en el segundo distrito de Marsella. Este distrito de negocios, al norte del emblemático Vieux-Port y del distrito Panier, se encuentra en el centro de un proyecto de rehabilitación y reurbanización: Euroméditerranée.

Joliette combina el lado moderno e industrial de las fachadas de oficinas con los tradicionales edificios haussmannianos que reflejan el sol.

Una maravilla arquitectónica que alberga la torre CMA CGM de 145 metros de altura diseñada por la famosa Zaha Hadid.

El principal activo del distrito es su pluralismo. De hecho, podrá pasear por los muelles día y noche, ir de compras y salir de fiesta en las Terrasses du Port, el gran centro comercial de Marsella instalado sobre los antiguos muelles.

Alberga nada menos que 190 tiendas, numerosos bares y restaurantes, así como una famosa azotea, la R2.

¿Cuánto dinero cuesta vivir en Marsella?

Para lo que es la ciudad, se puede considerar que Marsella es barata con todo lo que ofrece.

Aquí una familia típica de 4 integrantes gastará aproximadamente €3.511 al mes o €42.132 al año. Mientras que un soltero €1.414 y €16.968.

La comida está en precios acordes, aunque sí es un poco cara, incluso es más que el alquiler, por ejemplo. Donde la familia gasta €1.245 al mes y una persona que viva sola €474.

Si rentamos vamos a pagar por un apartamento o casa €1.167 en el caso de la familia y €644 para el soltero mensualmente.

Ahora, si decimos comprar, debemos estar preparados para pagar €5.000 por metro cuadrado. Lo que equivale a €500.000 en el caso de una casa o piso de 100 metros cuadrados.

Los salarios se encuentran en una zona que se pueden decir buenos, con 43.703 al año, €3.641 al mes o €21 la hora. Mientras que el salario mínimo es igual al resto de Francia, €1.539 al mes y €9,61 la hora.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *