Ventajas y desventajas de ser cantante
Profesiones

10 Ventajas y Desventajas de ser Cantante

Muchos artistas sueñan con algún día volverse cantantes. Es fácil caer en los sueños despiertos donde todo parece sencillo y fácil y no se toma en consideración los aspectos negativos de esta profesión.

Aun así, no implica que no puedas probar suerte en este mundo. Volverte un cantante profesional también tienen su aspecto positivo, y a veces son más importantes que los otros.

Pero hay ciertas realidades que debemos considerar antes de lanzarnos de lleno en esto, cosas que debes pensar en este momento cuando todavía estás comenzando. Así que vamos a hablar de algunas ventajas y desventajas de volverte alguien que canta para ganarse la vida.

Pros de ser Cantante

#1 Pasas todo el tiempo trabajando en algo que amas

Si hablas con cualquier cantante profesional seguro te van a contar algo como que es lo mejor del mundo pasar todo el tiempo enfocado en tu arte y no preocuparte de otra cosa.

Como cantante a tiempo completo, toda tu vida gira alrededor de la música. Sacaras de dentro de ti la creatividad y la transformaras en una realidad que podrás compartir con el resto de las personas.

Es verdad que algunas veces deberás volcarte tu arte a lo comercial para ganarte la vida, pero aun así estás haciendo música y trabajando en algo que es más divertido y reconfortante que un trabajo de oficina.

Un pequeño precio a pagar por todo lo bueno que esto conlleva.

#2 Viajas y conoces el mundo

No solo podrás cumplir uno de tus sueños de cantar enfrente de multitudes, también tendrás el placer de viajar por el mundo, algo que muchas personas también se plantean para su vida.

Claro que no todos los artistas pueden viajar a todos los países que querrían, ya que a veces se limita a los lugares donde hay más fans suyos. Pero igual es algo que todo el mundo desearía, más si te pagan por ello.

Algunos cantantes quizás no viajen más allá de sus países, pero con todo el dinero que consiguen tienen para darse un gusto de vez en cuando y viajar sin la necesidad de cumplir horarios u ofrecer shows.

#3 Tienes tus propios horarios

Cantar y organizar shows te permita ciertas libertades. Puedes irte a dormir cuando quieras, levantarte cuando quieras y trabajar cuando quieras.

Aunque si hay algunas obligaciones que debes cumplir. Como hablar con la prensa, hacer apariciones, grabar, cantar en conciertos y demás cuestiones. Pero aun a’si tienes bastantes libertades, muchas más de las que tienen las personas comunes.

#4 Conocerás muchas personas talentosas

A menos que hagas todo el trabajo tu mismo, como la publicidad, grabar y organizar los eventos, vas a estar trabajando constantemente con muchas personas talentosas que son muy buenas en lo que hacen.

Pros de ser cantante

Desde músicos hasta publicistas, pasando por ingenieros de sonidos y agentes, tendrás un equipo ayudándote que tú podrás elegir, creando relaciones muy fuerte con ellos también.

Trabajar con personas talentosas te hace crecer como cantante, ya que aprenderás mucho de ellos. Además harán que tu carrera sea más emocionante.

#5 Tienes control sobre tu destino

Como cantante puedes crear una visión, decidir como será tu marca, como comerciar tu música y como quieres obtener dinero a cambio de ella.

Si firmas con un sello quizás haya cosas que no puedas controlar completamente, pero a medida que consigas más éxitos la empresa buscara cumplir todos tus deseos en función de retenerte.

Es una experiencia muy impresionante la de tener control sobre tu destino y ser recompensado por tu esfuerzo. Si hay algo que no funciona, siempre puedes probar otra cosa, no es un gran problema.

Lo más importante es que podrás ser libre para crear las cosas que realmente te importan. Tu futuro está en tus manos y eso es algo muy emocionante.

Contras de ser Cantante

#1 Constantemente estas de gira sin tiempo para otras cosas

Cuando nos encontramos todo el tiempo de gira nuestras relaciones sufren. Esto es cierto tanto con nuestra familia, amigos y otras personas cercanas. Lo cual es algo difícil de afrontar para un cantante.

Y aun cuando las personas en tu banda son tus mejores amigos, puede que al final de una gira la amistad ya no sea la misma. Es como si necesitaras un descanso de ellos, y ellos de ti.

Por desgracia estas cosas pasan luego de estar viajando y compartiendo hoteles todo el tiempo. Es parte de la carrera de un músico, y si quieres ser una persona importante en este sector prepárate para pasar mucho tiempo de gira.

Aquí lo importante es encontrar un balance, aunque si en el pico de la fama se puede volver un poco difícil.

#2 Tus horarios están organizados de acuerdo a tus compromisos

Como cantante a tiempo completo, eres prácticamente un emprendedor. Aun cuando hayas firmado con un sello discográfico, mucha de las responsabilidades caen encima de ti.

En teoría tú puedes manejar tus horarios, pero también la realidad nos muestras que hay actividades con las que te comprometes y que debes cumplir si quieres tener éxito en tu carrera.

Si no quieres ir a un programa de radio a las 6 de la mañana está bien, pero habrá menos gente que escuche tu música. No quieres ir a una ciudad para dar un concierto, menos dinero para ti.

Este trabajo tiene muchos aspectos positivos, pero también obligaciones que forman parte de tu vida como cantante. Hay que tener cuidado de que tus compromisos no se vuelvan algo extremadamente negativo.

#3 No todo es como parece

Muchos artistas en este sector acaban cansados y hartos y lo abandonan. Y es que no solo depende de ti, sino de otras personas también, es aquí donde puedes acabar desilusionado.

Las contras de ser cantante

Como cantante quieres que todo salga bien, pero aun así hay cosas que no dependen de lo que hagas. Gente que no cree en tu talento, que no trabaja con el mismo esfuerzo y demás cuestiones.

Los tratos con las discográficas pueden desaparecer, giras que se caen a último minuto, peleas dentro de una banda, sesiones de grabación que no salen del todo bien.

Nada es seguro en la industria musical, el éxito puede venir y desaparecer de la noche a la mañana. Quizás tengas suerte y nada de esto te ocurra, o quizás debas enfrentarte a estos problemas.

#4 No tienes el control completo de tu destino

No tienes control completo de tu destino, siempre hay cosas que no puedes controlar y otras que sí.

Lo que puedes controlar es el esfuerzo que le pones a tu carrera, lo que escribes, el trabajo que haces para promocionarte. Sin embargo, lo que escapa de tu control es como reaccionan las personas a tu arte.

Que una discográfica quiera tenerte entre sus filas o mantenerte. Si te pagan lo que te deben o no. Los lugares en donde puedes cantar y si estos respetaran el acuerdo.

Hay tantas cosas que simplemente no podemos controlar. Como cantante vamos a tener que hacer la vista gorda en algunas situaciones y afrontar lo que sea en función de progresar.

Como cantante consagrado tienes mayores libertades y un control de tu destino más grande, pero mientras llegas a eso debes enfrentarte a muchas situaciones difíciles.

#5 Pasas todo el tiempo trabajando en tu música

Esto es algo bueno, pero también puede volverse un problema en algunas situaciones. Se sabe que las personas son más felices cuando pueden pasar 50% de su tiempo trabajando y el otro 50% con su arte.

Aquí la línea no esta tan clara, y aunque te guste trabajar haciendo música, muchas veces puede ser cansador y volverse una obligación que debemos cumplir.

Es sencillo escribir cuando nos encontramos inspirados y es lo único que debemos hacer. Pero si tenemos que crear un nuevo disco o prepararnos para un show, a veces ya deja de ser arte para pasar a ser un trabajo.

Puede que no tengas días de vacaciones, que no tengas tiempo para gastar tu dinero o compartir con tu familia. Estás escribiendo música y cantando, que es lo que más te gusta en la vida, pero también a veces puede ser agotador.

Cuando la pasión se transforma en obligación, esto deriva finalmente en un trabajo. Y a muchas personas no les gusta que su pasión se extinga y se transforme en uno.

Conclusión

Este artículo no busca que dejes tus sueños de ser cantante. Aun con todos los problemas que ocasiona, bien vale la pena intentarlo. Al final siempre puedes dejarlo si crees que no era para ti.

Da lo mejor de ti e intenta que esta sea tu profesión. Así podrás ver lo que se siente ser un cantante famoso, puede que esto te abra los ojos tanto para seguir como para dejarlo.

5 Comentarios

  • Alessandro

    Hola , hace un tiempo q se me empezaron de ocurrir canciones , y canciones y es algo q no para, nunca me plantee que podría ser cantante. Las canciones no están malas y creo que podrían llegar a pegarse si se grabara en un estudio y se le diera la debida promoción. Quisiera saber si esto es una señal de que deba dedicarme a la música ?

  • Raúl

    Canté desde los 8 años, tengo 35. Nadie me enseñó simplemente descubrí tener la habilidad en una clase de música del colegio. Pero no fue hasta los 25 años que decidí dedicarme a pleno y así fue hasta los 32. Entrevistas en radios y tv, shows publicos y privados, grabaciones de discos, ensayos diarios, reuniones, etc. Me cansé. Me superó. Elegí dejar y seguir con mi oficio de siempre. Panadero. Mucho más tranquilo y seguro.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *