Ventajas y desventaja de ser el hermano pequeño
Familia

24 Ventajas y Desventajas de ser el Hermano Pequeño

Ser el más joven de la familia significa que tenemos algunos privilegios, pero también hay tiempos en los que no queremos ser los más pequeños. Siempre seremos conocidos como el jovencito de la familia no importa que hagamos, es como si tuviéramos un chip implantando.

Aquí tenemos una serie de pros y contras de ser el hermano pequeño, para que veas que no todo es tan bueno como parece ni tampoco tan malo.

Pros de ser el Hermano Pequeño

#1 Tus hermanos mayores se llevan la culpa

Como tus hermanos mayores deben ser los más sabios, siempre se llevan la culpa de todo. No importa lo que ocurra, siempre tendrás una forma de salirte con la tuya, en especial si lloras delante de tus padres.

Eso si, esta estrategia no seguirá sirviendo cuando ya tengas 30 años.

#2 Nunca te quedas sin ropa

Nunca te faltará ropa, ya que siempre puedes tomar prestado de tus hermanos si es que necesitas.

#3 Tienes más libertades

Si eres el más joven, siempre tendrás más libertades para hacer lo que quieras. Como tienen experiencia con tus hermanos, tus padres ya sabrán que no siempre es fácil hacer que los hijos se comporten, así que no pierden el tiempo contigo.

#4 Eres conocido en la escuela

Si tienes hermanos o hermanas que fueron a la misma escuela, ya tienes cierto camino hecho. Tienes el respeto que se han ganado ellos.

#5 Sabes de cosas antes que tus amigos

Si se estrena una película de acción o un videojuego para el que eres demasiado joven para jugar, se lo cuentas. Porque sabías eso gracias a tus hermanos

#6 Juegas con los juguetes que ellos ya no quieren más

Has estado mirando los juguetes de tus hermanos durante años, esperando poder jugar con ellos. Un día finalmente te toca el turno, ya que a ellos ya no les importan más y tú puedes hacer un buen uso de los juguetes.

#7  Los gustos de tus hermanos se te pegan

Si a tus hermanos les gusta una banda de música, es probable que a ti también. Tus gustos suelen ser similares a los de ellos, porque intentas seguir sus pasos. A la larga desarrollas los tuyos propios, aunque a veces los compartes y ya.

#8 Aprendes a ser más duro

Cuando eres el más pequeño, lo que más recibes son las burlas. Tu hermano mayor se empeña en atormentarte de todas las maneras posibles. Pero no es algo malo, porque al final aprendes a lidiar con eso y te vuelves una persona más dura.

#9 Nadie tiene grandes expectativas sobre ti

Todo el mundo sabe que el hijo mayor tiene la mayor carga sobre su espalda y es el que tiene que dar ejemplo. Si eres el más joven, la expectativa para ti no es tan alta. Sin embargo, siempre es genial cuando sorprendes a la gente con lo bien que lo haces.

#10 Siempre te sientes más joven que tus hermanos

Como eres el más joven de la familia, cuando cumples años y te sientes un poco mayor, siempre te sientes cómodo sabiendo que tus hermanos mayores deben sentirse diez veces peor.

#11 Sabes como hacerlos enojar

Con los años has aprendido a cómo cabrearles, aún más cuando ya están enfadados. Te ríes a carcajadas mientras ellos siguen sintiéndose mal. Un poco de venganza después de tantos años de burlas, ¿no crees?.

#12 Siempre sabes que te protegerán

Si alguien busca pelea contigo o te insulta, ellos siempre te defienden. Cuando alguien se mete contigo en la escuela, siempre acuden al rescate. Sabes que incluso hoy, a pesar de todas las peleas y la rivalidad entre hermanos, siempre estarán para cubrirte la espalda.

Hermano mayor cuidando al hermano maneor

Contras de ser el Hermano Pequeño

#1 Tus padres no te dan mucha atención

Ya han pasado por todo eso, así que no se asombran más de las pequeñas cosas bonitas que haces y por eso te prestan menos atención. No importa lo que hagan, ya han visto todos los dibujos y expresiones artísticas que te imagines.

#2 Todo es de segunda mano

No todo lo que tenía tu hermano mayor está en buen estado y a veces te tienes que conformar con una camiseta de dudosa reputación. La mayoría de las veces tienes que conformarte con sus cosas y, si pides ropa nueva, tus padres te dicen que te pongas cualquier cosa que tus hermanos ya no usen más.

#3 Siempre te comparan con tus hermanos mayores

Siempre que tienes una reunión familiar, te comparan con tu hermano o hermana mayor. «Sabes que te pareces mucho a tu hermano», como si nunca hubieras oído eso antes.

#4 Tus profesores te asocian con tus hermanos

Si tu hermano o hermana es un poco problemático, entonces tú serás automáticamente etiquetado como tal en la escuela. Podrás ser muy bueno ser bueno en clase, pero te tratan de forma diferente por culpa de tus hermanos mayores.

#5 Tus hermanos hacen cosas antes que ti

Siempre eres demasiado joven para hacer algo, y a tu hermano siempre se le permite hacer todo antes que tú. Son los primeros en ir a la discoteca y siempre se les permite quedarse despiertos hasta más tarde. Esto te da un poco de envidia porque pueden hacer cosas de mayores.

#6 Eres el conejillo de indias

A menudo terminas siendo el sujeto de prueba, donde te hacen bromas y juegan contigo.

#7 Tus hermanos no tienen los mejores gustos como para pegártelos a ti

No todo lo que haga tus hermanos va a misa, y por tanto algunos gustos heredados no son los mejores a seguir. Por suerte con el tiempo los dejas en el camino y te das cuenta de que eran modas más que cosas importantes.

#8 Te harán bromas delante de tus amigos

Lo peor en el mundo es cuando estás con tus amigos y llega tu hermano y te avergüenza. Dicen algo como «sabes que todavía se moja en la cama» aunque no sea cierto, tus amigos son muy rápidos para inventar apodos.

#9 Siempre vives a la sombra de tus hermanos

Esta es una de las cosas más desafortunadas de ser el más joven de la familia, no puedes deshacerte de la comparación con los mayores. Es necesario crear nuestro propio camino y alejarnos del de ellos, pero las personas siguen comparando.

#10 Eres visto como el bebe de la familia

La desventaja de esto es que sigues siendo visto como el bebé de la familia, no importa la edad que tengas, sigues teniendo la etiqueta de ser el más joven. Es un inconveniente más de ser el hermano menor de la familia.

#11 Son más grandes así que pueden vencerte

Siempre hay un momento en el que te pasas de la raya y no tienen más remedio que hacértelo saber. Te lo merecías, así que no puedes quejarte, pero te gustaría ser capaz de hacérselo a ellos. Por mucho que lo intentes, ellos siempre tienen las de ganar.

Hora de las cosquillas

#12 Tus padres les dicen que te cuiden

Odias que no te dejaran hacer cosas y que tu hermano o hermana tengan que vigilarte. No te dan la responsabilidad de demostrar que te hiciste mayor. Hubieras querido poder quedarte solo en casa y compartir un poco del mundo adulto.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *