Apariencia

14 Ventajas y Desventajas de ser Viejo

Cuando cruzamos la barrera de los 50 años, nos acercamos peligrosamente a un umbral en donde las personas comienzan a pensar que eres viejo. A los 60 años ya te has recibido de persona mayor y comienza una nueva etapa en tu vida.

Ya a esa edad, uno comienza a sentirse diferente y no tiene la vitalidad con la que contaba hasta hace unos pocos años atrás. Pero al menos no estás solo, ya que otros amigos tuyos pueden estar pasando por lo mismo.

La ventaja de llegar a esta edad es que puedes comenzar a pensar en tu retiro, y todas las cosas para las que tendrás tiempo ahora. Si eres abuelo, también tendrás tiempo para pasar con tus nietos y malcriarlos un poco.

Así que no es todo tan negativo como podríais pensar, más allá de los típicos problemas que presenta tener tanta edad.

Aquí hemos preparado una serie de pros y contras muy bien organizados para que te ayuden a atravesar este momento de tu vida. No es nada fácil, pero ver que cosas buenas obtienes de ello y como prepararte para las malas es una buena forma de arrancar con el pie derecho.

Pros de ser Viejo

#1 Eres libre de hacer lo que quieras

Cuando te acercas a tu retiro ya comienzas a hacer preparativos. Aunque suele ocurrir que no sabemos en qué vamos a utilizar todo nuestro tiempo una vez que nos sobre.

Lo bueno es que siempre encontraras algo, como escribir un libro, aprender un nuevo idioma, unirte a un club o viajar. Hay tantas cosas para hacer que seguro encuentras algo que siempre has querido realizar.

#2 Te importa menos lo que piensen las personas de ti

Quizás antes eras una persona que se preocupaba de lo que otras pensara de ti, pero una vez que eres viejo esto deja de molestarte. Este es un gran beneficio de ser viejo, ya que no pierdes el tiempo con estas cosas y te concentras en lo que verdaderamente importa, vivir la vida.

#3 Eres más sabio

Con la edad llega la sabiduría, y es que durante tu vida has experimentado muchas cosas. Esta puede ser usada para aconsejar otras personas que están pasando por lo mismo que tú.

Ser un consejero para los más jóvenes puede ser una tarea reconfortante. Aunque también estos conocimientos los puedes usar para otras cosas como los concurso de preguntas y respuestas.

#4 Puedes ver crecer a tus hijos y nietos

Ya no tienes que ir a trabajar y puedes detenerte a observar la vida. Antes tus hijos crecían muy rápido, pero ahora puedes sentarte a contemplar como lo hacen.

Pros de ser viejo

Claro que, para su infancia es muy tarde, pero aún tienes a sus nietos para experimentar el placer de compartir con estas pequeñas personitas que siempre té sorprendente.

#5 Puedes estar mejor

Cuando eres viejos obtienes descuentos en algunas tiendas y viajes por ejemplo. Pero también hay muchas cosas buenas de ser una persona mayor que no tiene que ver con el dinero.

Las personas suelen tratarte con mucho respeto. Si tienes algo para decir seguramente te escuchen, porque quieren conocer de toda esa experiencia que tienes dentro tuyo.

#6 Tu experiencia tiene mucho valor

Algunas personas han tenido una vida maravillosa con muchas cosas emocionantes para contar. Tanto es así, que cuando se retiran deciden escribir un libro con todas esas vivencias.

Tú puedes ser uno de ellos si tienes algo interesante que contar. Quizás creaste una empresa muy importante o te dedicaste a una profesión donde has llegado a la cima de la misma. Eso es algo que puedes contar.

#7 Puedes volverte un poco gruñón

Puedes tomar el periódico, leer un artículo y quejarte de eso. No importa que seas un poco gruñón en la vida si es lo que quieres. Eso sí, asegúrate de no serlo demasiado para no pasar el resto de tu vida amargado por estas cosas.

Contras de ser Viejo

#1 Tu cuerpo comienza a deteriorarse

Tu vista ya no es la misma. Tus piernas ya no te permiten caminar las mismas distancias que antes. Necesitas tomar más descansos que lo habitual. Estos son signos de que tu cuerpo ya no responde como antes.

Hay que intentar comer más saludable y hacer ejercicio cuando puedas, para retrasar lo más posible el deterioro corporal.

#2 No te ves tan bien como antaño

La arrugas, las canas y otros signos de la vejez se hacen presentes. Puedes mirarte al espejo y pensar que cada día te haces más feo. Pero la realidad es que para el resto del mundo es un proceso normal y no reparan en ello.

Contras de ser viejo

#3 La ropa que usas es un poco anticuada

Cuando visitas una tienda no tienen nada que te guste. Toda esa ropa nueva parece salida de alguna fiesta de disfraces. Pero es lo que se usa en estos días, el problema es que a ti no te gusta.

Por eso buscas las tiendas en donde continúa vendiendo el estilo que llevas siempre, a pesar de que puede ser considerada algo anticuada para los tiempos que corren.

#4 No conectas bien con las personas jóvenes

Los temas que a ti te interesan o te interesaban poco tiene que ver con los gustos de las personas más jóvenes. Por eso se te hace difícil interactuar con otras personas de diferente edad.

Es algo lógico, están transitando diferentes etapas de la vida y sus preocupaciones y las tuyas no son las mismas.

#5 Vas a más funerales que bodas

Al ser joven siempre te invitan a bodas porque todos tus amigos se están casando y se embarcan en una nueva vida. Pero cuando eres viejo y suena el teléfono, seguro es para invitarte a un funeral.

Espero que no seas hipocondríaco, porque si no estarás pensando todo el tiempo que tiene lo mismo que el tipo del último al que asististe.

#6 Comienzas a olvidar cosas

Tu mente ya no esta tan afiliada como cuando eres un adolescente. Si te sentías orgulloso de tu memoria, ahora puede que te sientas mal por olvidar algunas cosas simples.

Lo mejor es continuar leyendo y nutriendo tu mente para reducir estos problemas.

#7 Todo toma más tiempo

En tus 30 o 40 podías ir de un lado a otro a toda velocidad, ahora es momento de que te tomes las cosas despacio. Ya no tienes la vitalidad como para estar corriendo todo el día, así que no está mal ser un poco más lento. Además, ahora tienes más tiempo.

Conclusión

Esto es algo que puedes leer para prepararte para tu vejez. No tienes por qué esperar a ser viejo (o sentirte uno) para comenzar a tomar las medidas necesarias. No todo es tan malo como parece, y se puede disfrutar de esta etapa de la vida como de cualquier otra.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *