Ventajas y desventajas de vivir en el campo
Vivir

15 Ventajas y Desventajas de vivir en el Campo

Cuando piensas en vivir en el campo, te imaginas la paz y tranquilidad que eso implica. Te haces a la idea de que estás rodeado de naturaleza y que dejaras atrás todas las preocupaciones de la vida en la ciudad.

Sin embargo, ¿es así como lo pintan?. Hoy vamos a intentar descubrir la verdad detrás de estas afirmaciones, evaluando los beneficios y aspectos negativos de vivir en una zona rural.

He vivido en diferentes tipos de lugares, desde ciudad, pueblos pequeños y hasta en el campo, y he de decir que mi preferido es este último. Pero no por eso no puedo hacer un análisis objetivo sobre el asunto.

Ya te digo que los pros son muy superiores a las contras en este artículo, pero también que es una cuestión personal y es algo que debemos analizar basándonos en nuestras necesidades y preferencias.

Veamos lo bueno y lo malo de vivir en el campo.

VentajasDesventajas
1. Es tranquilo y pacífico1. Toma más tiempo y dinero ir a cualquier parte
2. Actividad al aire libre2. Es otra cultura
3. Ahorras dinero3. Los servicios no llegan o tardan en llegar
4. Una vida más tranquila4. Internet lento
5. Una cultura diferente5. Es solitario
6. Es el sueño para los introvertidos6. Tiene sus propios peligros
7. Menos robos7. Menos oportunidades de trabajo
8. Vida más sana

Pros de vivir en el Campo

Hay muchas cosas buenas de vivir en el campo, y de eso es lo que vamos a hablar ahora para iniciar esta guía.

1. Es tranquilo y pacífico

Algunas personas aman el bullicio tan característico de las ciudades. En mi caso prefiero sentarme al aire libre y no escuchar nada más que la naturaleza en todo su esplendor. Me gusta que el lugar en donde viva sea silencioso, por eso para mí el campo es el lugar perfecto.

No hay ruido constante de tráfico y no hay personas yendo y viviendo a toda prisa. No escuchas sirenas a menudo, ni a gente trabajando en un nuevo edificio de varias plantas.

Si necesito estar solo para meditar una decisión o no me siento bien porque el día no ha sido del todo bueno, estar al aire libre es como una terapia. Es un lugar donde puedo encontrar momentos de paz.

2. Actividad al aire libre

Tener una propiedad en el campo te permite hacer muchas actividades al aire libre como encender una fogata, tener un huerto, criar animales y más. No hay límites a lo que podemos hacer.

Aun cuando no tienes los recursos para hacer todo lo que quisieras en tu propiedad, siempre hay lugares cercanos a los que podemos ir.

Si vivimos en el campo seguro que encontramos un lago cerca para ir a pescar, a pasear en una balsa o nadar. Podemos vivir cerca de un sendero para salir a caminar y explorar. Hay muchas cosas para hacer en una zona como esta que no encontraras en una ciudad.

3. Ahorras dinero

En la ciudad no hay muchas cosas para hacer que no cuesten dinero. Vamos de compras, salimos a comer o vemos una película en el cine. También tenemos acceso a muchos bienes en cualquier momento del día, lo cual es una tentación.

Vivir en el campo nos presenta otra rutina, otra variante a esto. En donde se podría decir que somos algo más libres. Ya no podemos ir a una tienda a cualquier hora porque estamos antojados de helado por ejemplo. Todo se encuentra más lejos y tienen horarios más normales.

Tienes que aprender a improvisar, a gastar lo necesario para vivir y no despilfarrarlo simplemente porque esta a tu alcance.

Además, las casas alejadas de la ciudad suelen ser mucho más baratas.

4. Una vida más tranquila

La vida es muy ocupada, sin importar en donde vivamos, pero es cierto que en el campo las cosas son más simples y menos estresantes. No hay muchas actividades a las que te puedas notarte aquí, ya que todo toma más tiempo en llegar.

La tranquilidad en el campo

Cuando te mudas a la naturaleza lo haces para disfrutarlo, no para buscar actividades en las que mantenerte ocupado.

5. Una cultura diferente

Una cosa que me encanta de la vida en el campo es la calidad de las personas. Aquí siempre estás yendo a comer a la casa de alguien. Puedes olvidarte de los restaurantes si te pasas todo el tiempo comiendo comida casera.

Es otro tipo de cultura que bien podrías disfrutar. Compartes con otras personas, haces amigos y disfrutas de cosas más simples.

6. Es el sueño para los introvertidos

Si no eres precisamente de las personas más sociables, el campo es tu lugar ideal. En mi caso soy un poco introvertido, por lo que estar en silencio y disfrutar de mis pensamientos es algo que me gusta mucho.

Puedes compartir con amigos, pero siempre sabes que tienes grandes distancias que recorrer, y eso lo vuelve muy reconfortante si tienes esa personalidad. Además, si vives en familia, tampoco es que te encuentres solo todo el tiempo.

7. Menos robos

Las zonas rurales suelen tener menos crímenes, comparado con las ciudades o pueblos. Tanto en crímenes violentos como contra la propiedad.

Esto se debe a que hay una menor población en el campo, pero también porque las personas que viven en estas zonas son más estables y diferente demográficamente a las de las grandes concentraciones.

8. Vida más sana

La vida en el campo es más sana, tanto por el menor estrés, así como por otras condiciones como la calidad del aire, la naturaleza y el acceso a mejores alimentos, especialmente orgánicos.

Además, nos mantenemos más activos viviendo en estos sitios, ya que caminamos más y realizamos diferentes tareas que nos mantienen en forma.

Contras de vivir en el Campo

También hay puntos malos de vivir en el campo que te vamos a contar ahora.

1. Toma más tiempo y dinero ir a cualquier parte

Manejar a cualquier parte en el campo toma más tiempo y requiere más dinero en combustible. Si queremos ir a la tienda tenemos que conducir 15 minutos, y aun así no conseguimos todo lo que necesitamos. Por lo que si queremos comprar el resto de cosas debemos manejar otros 40 minutos a la ciudad.

Si queremos vivir en el campo debemos tomar en cuenta esto, ya que no es un detalle menor cuando estamos acostumbrados a cruzar la calle y comprar todo lo que necesitamos en segundos.

Vivir en el campo te obliga a tener más de un vehículo, ya que si alguien de la familia se lo lleva tienes que esperar a que regrese para poder ir a hacer tus cosas. Eso también genera un gasto extra.

2. Es otra cultura

Lo vimos en las ventajas, pero también es una contra dependiendo de nuestra personalidad. Si te gusta el ritmo de la ciudad, ir a restaurantes y disfruta con amigos, quizás el campo no sea para ti.

Es otro ritmo, otra cultura, y puede que no sea la ideal para todo el mundo.

3. Los servicios no llegan o tardan en llegar

Si nieva los caminos pueden quedar inaccesibles, si se corta la luz puede tardar mucho en regresar. Esperar un paquete es otra de las tantas cosas que toman más tiempo viviendo en el campo, a veces ni siquiera llegan.

Caminos nevados en el campo

En la ciudad todos estos inconvenientes solo duran unas pocas horas como mucho, en el campo tienes que estar preparado para aguantar varias horas o días a veces.

4. Internet lento

En estos tiempos que vivimos, internet es algo que se ha vuelto parte de nuestra rutina. Algunos no solo lo usamos para divertirnos, sino también para trabajo. Los chicos lo usan para estudiar y los grandes para comunicarse.

Por lo que tener un internet lento es un problema bastante gordo, puede ser la diferencia hoy en día entre mudarte o no a un lugar tan alejado.

5. Es solitario

Las relaciones son importantes para los seres humanos, y más si eres de los que les gusta conectar con otros. Por eso vivir en el campo se puede sentir solitario muchas veces. Tienes que hacer el esfuerzo por relacionarte con tus vecinos, que son las personas que viven más cerca de ti.

6. Tiene sus propios peligros

Las personas en el campo pueden ser vulnerables a que se les caiga un árbol, a los incendios de los bosques, a las tormentas o a la falta de electricidad por un temporal. Eso sumado a los animales peligrosos y otros peligros que en la ciudad no encuentras.

Viajar a recibir atención médica también es complicado si los caminos no son los mejores, o tardamos en llegar y no recibimos los cuidados necesarios en tiempo y forma.

7. Menos oportunidades de trabajo

A menos que podamos trabajar de casa o estemos jubilados, es difícil vivir en el campo por la falta de empleos.

En las aras rurales hay muchos menos trabajos que en las ciudades, por lo que es difícil encontrar algo que se ajuste a nuestras habilidades.

Seguramente tengamos que elegir algo que esté por debajo de nuestro nivel educativo y que nos pague un menor salario al que deseamos.

¿Cómo es vivir en el campo?

Ahora que hemos terminado de ver todos los pros y las contras de vivir en el campo, la pregunta que necesitamos responder es si es algo que tú podrías hacer. Y eres  el único que puede resolver algo como eso.

Cada personalidad es diferente, y hay gente que no podría hacerlo nunca y otra que aman vivir en un lugar tan recluido.

Lo que creo que es importantes, es el hecho de no romantizar esta vida y evaluar también los aspectos negativos antes de tomar una decisión tan seria. Cada lugar en donde vivamos tiene sus puntos fuertes y sus puntos bajos, mejor considerarlos todos.

Si te gusta la paz, los lugares hermosos y la soledad, entonces este lugar es para ti. Pero hay personas que también lo disfrutan, pero en su justa dosis. Los que viajan un fin de semana o una semana para experimentar un poco de lo que el campo tiene para ofrecer.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *